Como Elegir el Nombre de una Nueva Sociedad


Para poder registrar una sociedad se deben seguir una serie de pasos, cada uno de ellos es importante; pero una de los más difíciles, aunque así no lo parezca es elegir el nombre de la sociedad, puede llegar a convertirse en un verdadero dolor de cabeza para los emprendedores.

Esta resulta ser una tarea engorrosa que requiere de mucha creatividad, el mismo debe ser distinto al de otras marcas, original; debe ser breve, lo suficientemente corto para que sea fácil de recordar y pronunciar; debe estar adecuado al tipo de empresa y al mercado.

Que sea agradable, esto facilita su aceptación entre tus posibles clientes, haz que suene y sea diferente, recuerda que será lo que identifique tu negocio o empresa, no te dejes llevar por las tendencias; al final de cuentas todo pasa de moda y necesitas que el nombre de la sociedad perdure a pesar del tiempo.

Parámetros Que Debes Tomar en Cuenta

A la hora de elegir el nombre adecuado para tu sociedad debes tomar en cuenta las siguientes restricciones:

  • No pueden formar parte del nombre las abreviaturas o siglas, salvo las permitidas como SA, SL.
  • No puedes incluir términos o expresiones que vayan contra de la ley, al orden público y las buenas costumbres, como ejemplo podemos citar “masacre civil” o “sociedad de evasión fiscal”.
  • No se debe hacer mención a alguna actividad que no esté incluida en el objeto de la sociedad, por ejemplo “confecciones Transilvania” no es nombre apropiado para una panadería.
  • No se pueden utilizar los nombres de organismos, departamentos o dependencias de la administración pública, ni el de estados extranjeros u organizaciones internacionales.
  • Los adjetivos como; nacional, estatal, autónoma, provincial o municipal, soló serán permitidos si la mayoría del accionariado corresponde con alguna administración pública que tenga esa demarcación geográfica.
  • No puede incluir nombres que originen confusión o induzcan a un error en el tráfico mercantil sobre la propia identidad de la sociedad, y la naturaleza de esta, por ejemplo “Banco Renso SA” no es nombre válido si la sociedad no desempeña las funciones de un banco.
  • El notario o registrador pueden objetar y rechazar una denominación, que aun cuando no esté inscrita como tal en el registro mercantil, se sepa de su existencia.
  • Una vez seleccionado el nombre, se debe comprobar que no se permite el concepto de identidad con otra sociedad que ya se denomine así.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies