¿Cómo escoger el mejor cepillo de dientes?


Muchos nos quejamos de que al cepillarnos nuestro cepillo de diente se nos resbala de las manos, no limpia bien nuestros dientes o nos irrita hasta hacer sangrar las encías.

Pero ¿por qué pasa esto? Simple: no tienes el cepillo adecuado para tu boca. La pregunta entonces es: ¿cómo escoger el mejor cepillo de dientes?

Permite que nosotros te demos algunos consejos, para que veas que es fácil y que tu sonrisa nos lo agradecerá.

¿Cómo escoger el mejor cepillo de dientes?

Cerdas.

Antes de escoger un cepillo de dientes, debes dejar atrás la idea de que las cerdas más duras son las que limpiarán más. Contrario a ello, los higienistas dentales afirman que crean una hipersensibilidad al calor, al frío y a los alimentos.

Estos sin contar que al causar daños en el tejido de las encías logran que éstas se retraigan dejando expuestas las raíces de tus dientes.

El cabezal.

Aquí el tamaño si que importa. El cabezal más grande puede causar molestias en tu boca y en el manejo del cepillo dentro de tu boca. Así que asegúrate de escoger uno pequeño, que quepa fácilmente en tu cabeza.

Te damos el dato, la medida ideal suele ser 1 pulgada de largo y ½ de ancho. Pero esto puede variar dependiendo de la persona y variará fijo si es para un niño.

Cepillos eléctricos vs manuales.

Debes desechar la idea de que los cepillos eléctricos van a dejar tus dientes más limpios, ya que ambos realizan la misma función. La única diferencia es que, por la novedad de ser eléctricos, las personas lo usan con más frecuencia y por más tiempo, contribuyendo a la higiene.

Aunque si debemos asegurarte que si sufres de artritis o de cualquier tipo de lección, afección o discapacidad que limite tu movilidad, este es el tiempo de cepillo para ti.

Ya que hace todo el trabajo. También pueden ser ideales si tienes correctores dentales.

 El largo del mango.

En adultos lo ideal es que el mango sea corto, ya que permite un mejor agarre y resultados más eficientes en menor tiempo. Pero si es para un niño el mango debe ser largo, ya que los brazos de los niños son más cortos que los de un adulto.

Recomendaciones.

Lo mejor que puedes hacer es reemplazar tu cepillo de dientes cada tres meses o, e su defecto, cuando las cerdas se vean deslichadas, desgastas o se comiencen a caer.

Cuando estés enfermo, pasa por agua caliente las cerdas de tu cepillo luego de cada lavada, para evitar que las bacterias de tu gripa sobrevivan y te auto contagies.

Ahora que sabes todo esto cuéntanos ¿usas el mejor cepillo de dientes? Recuerda que los higienistas dentales hacen énfasis en que este es un accesorio indispensable para todas las personas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies