Detalles en el proceso de fabricación del pellet de Biomasa


Antes de saber cómo fabricar pellets, es necesario conocer a fondo ciertos detalles que no solo ayudan en el proceso, sino que son determinantes al momento de saber cual es la calidad de este material fabricado; de esta forma se obtendrá el mejor producto.

Algunos materiales orgánicos, como la madera, suelen ofrecer un tipo de pellet de muy buena calidad, que funciona como un excelente combustible para las estufas de Biomasa; sin embargo, es necesario manejar varios estándares de calidad al momento de fabricar este producto para uso propio.

 

¿Qué tener en cuenta al fabricar pellets?

Como todo producto, este combustible también posee sus propios parámetros que no deben ser ignorados; así mismo, saber cómo fabricar pellets puede llegar a ser algo complicado, sobre todo por el uso de las maquinarias especiales que le dan el acabado. Entre los detalles más importantes están:

  • Materia prima: Es muy importante escoger una materia prima ideal y de origen orgánico, lo preferido por las empresas fabricantes son los residuos de la industria maderera; estos residuos suelen ser serrín, pequeños bloques y astillas limpias.
  • Tamaño: En las fabricas de pellets, el tamaño de la materia prima antes de ser combinada tiene un tamaño aproximado de 3 mm; es decir, estos residuos deben ser molidos muy bien antes de fabricar el combustible y se muele con molinos o trituradoras.
  • Humedad: En el caso de la materia prima derivada de la madera, la humedad no puede sobrepasar el 15% y es necesario controlar este porcentaje para que el combustible sea eficaz. La materia prima debe ser secada o insuflada por medio de la aplicación de aire caliente.
  • Extrusión: Este es el proceso en el que el pellet es fabricado como tal, donde el material se introduce en una maquina extrusionadora y se comprime; además, se pasa por un troquel que le da la forma de pequeño cilindro.

Este tipo de detalles no deben falta al momento de conocer todo el proceso que permite saber cómo fabricar pellets para un uso casero; una vez la extrusión acabe, los pellets deben ser enfriados y luego empacados en envases que sean resistentes al calor y al agua.

Una vez se compruebe que este combustible fabricado a mano es óptimo, se puede proceder a utilizarlo a diario o a venderlo a granel a otros usuarios; sin embargo, siempre se deben respetar los estándares de calidad, dimensión y humedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies