Alistar el coche para primavera


Con la llegada de la primavera vienen los días soleados, los paseos, los animales salen de sus madrigueras y la vegetación reverdece; de la misma manera en la que la naturaleza muestra su mejor esplendor, su coche debería también estar a tono y radiante. Sin embargo, durante esta época del año el vehículo se puede ver afectado por diferentes razones, como el aumento de las impurezas sólidas que podrían adherirse a las piezas mecánicas y se incrementa el riesgo de atropellar a algún animal.

El polen es uno de los inconvenientes que se tienen presente a lo largo de toda la estación, debido a que el polvillo amarillo vuela por doquier y se adhiere al coche, lo cual, además de ensuciarlo, entra por los circuitos de aire afectando al motor y al sistema de climatización. La visibilidad también es problemática con la primavera, ya que los insectos impactan más de lo usual (sobre todo de noche) en el vehículo y opacan el parabrisas y las luces.

Cómo acondicionar el vehículo para la primavera

Algunos consejos que pueden serle muy útiles para reducir los contratiempos propios de la estación y que es posible realizar por sí mismo en casa son:

Limpiar el circuito de climatización: la humedad que reina durante el invierno hace que se adhiera demasiada suciedad en los conductos, convirtiéndolos en un banco de microorganismos y bacterias. Sin limpiar el circuito no serviría de nada cambiar los filtros, puesto que solo se ensuciarían con lo que contenga el sistema.

Cambiar el filtro de aire y el de antipolen: cuando el filtro del aire está sucio, las piezas en el interior del motor se desgastan prematuramente y pueden surgir averías graves. Un filtro de aire no es caro y es muy fácil de cambiar. Así como es importante que el coche pueda respirar, también lo es para sus ocupantes; el filtro antipolen mantiene libre de impurezas al sistema de climatización, con lo que los ocupantes tendrán menos probabilidades de sufrir ciertas alergias.

Proteja la pintura: el polen, los insectos y otros residuos que se adhieren a la pintura del coche, aumentan los efectos de la radiación solar sobre el vehículo. En este sentido, es recomendable tratar la carrocería con productos que le ofrezcan protección, como las ceras y pulimentos, los cuales crean una capa que evita que el polvo se pegue y que sea más fácil de limpiar, también sirve para preservar el brillo y el color de la pintura.

Limpiar el radiador: mantenga limpio el exterior del radiador. Los insectos, hojas y todo lo que se acumula en la parte delantera, impiden el paso del aire e incrementa la temperatura del motor.

Si requiere realizar alguna reparación, es preferible resolverlo pronto para no afectar el funcionamiento del vehículo. Con recambios automovil segunda mano es factible resolver muchas cosas sin gastar mucho.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies